¡Lo sentimos!

Su versión de Internet Explorer no es compatible con este sitio.

Por favor, actualice su navegador, o simplemente utilice otro. Por ejemplo:

Google Chrome
helios logo loader seccion 1 helios logo loader seccion 2 helios logo loader seccion 3 helios logo loader seccion 4 helios logo loader seccion 5 helios logo loader seccion 6 helios logo loader seccion 7 helios logo loader seccion 8 helios logo loader seccion 9
VPH-HPV

VPH/HPV

¿Qué es?


VPH significa “Virus del Papiloma Humano”. Es la infección sexualmente transmitida (ITS) más común que existe.

Por lo general, el VPH es inofensivo y desaparece espontáneamente, pero algunos tipos pueden provocar verrugas genitales o algunos tipos de cáncer. 

Casi todas las personas sexualmente activas se contagian con el VPH en algún momento de su vida. La mayoría no tienen síntomas y se sienten bien, por lo que generalmente ni siquiera saben que están infectadas.

¿Cómo se contagia?


El VPH se contagia fácilmente por contacto piel a piel, cuando se tiene sexo con alguien que lo tiene. El contagio ocurre cuando vulva, vagina, cuello uterino, pene o ano entra en contacto con los genitales, boca y garganta de otra persona, normalmente durante el sexo. El VPH puede propagarse incluso sin que haya eyaculación o el pene penetre en la vagina, ano o boca.

Algunos factores que incrementan el riesgo de padecer VPH son los siguientes:

Número de parejas sexuales.

Cuanto más grande sea esta cifra, más posibilidades se tendrán de contraer una infección genital. Tener relaciones sexuales con una persona que ha tenido varias parejas sexuales también incrementa el riesgo.

La edad.

Las verrugas "comunes" son más propias de los niños; las plantares, de los adultos mayores; y las genitales, de los adolescentes y adultos jóvenes.

Defensas débiles o deficiencias en la inmunidad.

Por ejemplo, personas con VIH.

Piel lastimada.

El virus del papiloma humano puede colarse en lastimaduras cutáneas. Por este motivo, las personas que, por ejemplo, se comen las uñas tienen más posibilidades de contraer esta infección.

Contacto.

Tocar las verrugas de una persona infectada o superficies que han entrado en contacto con este virus (como duchas públicas o piscinas) también aumentan los riesgos de poseer esta enfermedad.

Prevención


La mejor prevención  es la vacunación. El uso de preservativos y campos de látex durante las relaciones sexuales vaginales, anales u orales también puede reducir el riesgo de exposición. También se recomienda la realización de chequeos médicos regulares y, en el caso de la mujeres, la realización del Papanicolau.

Vacuna contra el vph

¿Cuáles son los síntomas?


Muchos de los que están expuestos al VPH nunca desarrollarán síntomas, y la infección se eliminará del cuerpo por sí sola. Algunos desarrollan síntomas dependiendo del tipo de VPH.

Algunas cepas de bajo riesgo del VPH pueden causar verrugas genitales, que pueden aparecer semanas o meses después de la exposición; muchas personas no saben que han sido infectadas debido a que las verrugas pueden aparecer internamente en el recto, la vagina o la uretra y, a menudo, no se producen otros síntomas. En cambio, las cepas de alto riesgo pueden causar algunos tipos de cáncer.

Diagnóstico


El VPH puede ser obvio si las verrugas genitales están presentes y tu médico será capaz de hacer un diagnóstico mediante la examinación clínica.

En general el VPH de alto riesgo no presenta síntomas.  

Chequeo regular

La mayoría de las personas que tienen un tipo de VPH de alto riesgo no muestran signos de la infección hasta que ya ha causado graves problemas de salud. Es por eso que los chequeos regulares son tan importantes. En muchos casos, el cáncer cervical se puede prevenir al detectar cambios anormales en las células que, de no tratarse, pueden convertirse en cáncer  

Papanicolau (PAP)

En las mujeres realizarse la prueba de Papanicolaou cada año, puede ser una herramienta de revisión periódica del cáncer uterino, el cual está íntimamente relacionado con el VPH.

Tratamiento


Puede ser tratado de diferentes maneras dependiendo de la localización de la infección. En muchos casos, el cuerpo elimina la infección por su cuenta, sin embargo, personas que viven con el VIH/SIDA pueden tener más dificultades para hacerlo y requieren exámenes más regulares y tratamiento.

Verrugas genitales

Las verrugas genitales pueden ser congeladas o quemadas, o extirpadas quirúrgicamente.  Las células anormales en el cuello uterino se pueden tratar con láser, congelación o la extirpación quirúrgica, si es que no vuelven a la normalidad por sí mismas. Junto con su médico decidirán cuál es la mejor opción.  

Dejar de fumar

Si fuma, es importante considerar dejar de fumar. Se ha demostrado que el fumar y la infección por cepas de VPH de alto riesgo, aumentan significativamente el riesgo de desarrollar las células pre-cancerígenas.

Procedimientos médicos

Las opciones de tratamiento en cáncer cervical, anal o de próstata, incluyen cirugía, radiación y quimioterapia.

Vacunación

Aunque la vacuna no es cura, existen estudios que indicarían que puede prevenir las recurrencias. Por otro lado, incluso si ha estado expuesto al VPH, se puede indicar la vacunación para prevenir la infección por los tipos de VPH a los que no haya estado expuesto aún, como los de mayor riesgo (tipos 16 y 18) que pueden causar cáncer de cuello de útero y ano, entre otros.